lunes, 20 de abril de 2009

Los días


Los días seguirán siendo los monótonos pasos
que da el tiempo.

Un día seré de la tierra sobre la que
el tiempo pisa,
presencia invisible en el paisaje
que traza.

Cuando los últimos ojos que me vieron
se hayan cerrado,
cuando el último pensamiento que me guardó
rinda su tributo de polvo,
al fin conseguiré el descanso
de la ausencia plena.

Los días continuarán su movimiento mecánico.

Pero entonces yo, ahora sí terminado,
quedaré aguardando, ahora sí solidario,
a que el tiempo gane su propio cansancio.

2 comentarios:

ana de la robla dijo...

Contra el tiempo, la palabra, queridísimo. La palabra y el amor que siembras en los otros. Un beso sin días.

Pirata de Mar y Cielo dijo...

Contra el tiempo, el amor, que en el tiempo se pierde, pero que no pierde el tiempo.
Ni un día sin besos.