miércoles, 4 de noviembre de 2009

Ulises

Él amaba a la pájara.
Un día, ella no apareció más.
Desde entonces, el salmón regresa del mar en su último viaje.

3 comentarios:

ana de la robla dijo...

El salmon navega aguas arriba hacia la muerte, en tanto la pájara regresa.
Besos.

Pirata de Mar y Cielo dijo...

Sí, acuden «sin más, hasta el amor o el olvido».
Beso, princesa.

ana de la robla dijo...

;)